Noticias

Un camino valiente y puro

29 junio, 2021

El pasado miercoles 23 de junio vimos en el  Festival Internacional de Danza de Itálica a un Andrés Marín en su particular música de Ravel “Éxtasis / Ravel (Show andaluz)”.

En1927, la bailarina rusa Ida Rubinstein le encargó a Maurice Ravel que compusiera un “ballet de estilo español”. Inicialmente consideró orquestar seis piezas de Iberia de Isaac Albéniz. Sin embargo, el problema era que los derechos de Iberia eran propiedad exclusiva de su antiguo alumno, Enrique Arbós. Aunque Arbós renunció generosamente a estos derechos, Ravel abandonó la idea y comenzó a preparar una partitura original.

Ravel para componer su Bolero, se inspiró en una fábrica que reflejara la naturaleza mecánica de la música.

Andrés Marín ha contado en esta obra para hacer la composición musical con Alberto Carretero que ha hecho una música inspirada en piezas de Ravel, interpretando, creando un mundo sonoro lleno de sensaciones, metiéndonos en una esfera surrealista, orgánica, una pieza sensual, hipnotizante.

Atrás quedaron esas giras donde Andrés tan profundamente vivió el flamenco para recrear su sello cada vez más aislado de los clichés aunque teniendo siempre presente la contaminación de lo vivido como acordarse en este momento del espectáculo de su padre ‘Andalucía Show’.

Todo lo que allí pudimos ver estaba perfectamente casado con una gran altura tanto en la música con el piano de Oscar Martín, la percusión magnifica e hilo conductor de Daniel Suarez, y el saxofonista Alfonso Padilla. Los tres hicieron un mundo sonoro lleno de emociones como si de una orquesta completa se tratara.

La bailarina rusa Ida Rubinstein para la que compuso Ravel su bolero, la que fue bailarina de clásico y actriz, está presente en la obra de Andrés Marín, una artista arriesgada y valiente, sin tapujos como es explícito en “Éxtasis / Ravel (Show andaluz)”.

La maquinación de la historia está admirablemente contada por las coreografías de este “Señor Andaluz” con sus cuatro bailarinas diferentes y recreando numerosos personajes, mostrando el ballet clásico, la escuela bolera, y el flamenco como señal de libertad. Cuatro mujeres con un vestuario sencillo y valiente, un maillot negro que le cubría hasta la cara, bélico a la vez que sensual, sacando algunos elementos para mostrar la pluralidad y la complejidad en el baile de Vanesa Aibar, Andrea Antó, Chloé Brûlé y Lucía Vazquez.

En esta última obra, Andrés Marín nos vuelve a convencer de su gran altura, su exigencia en la dramaturgia, su integra profesionalidad y su inteligencia para hacer un trabajo perfecto con todos sus ingredientes.

La Bronce para Guia Flama

Idea original y dirección: Andrés Marín                                             
Música: Maurice Ravel y Alberto Carretero                                             
Coreografía y baile: Andrés Marín con Vanesa Aibar, Andrea Antó, Chloé Brûlé                                                                                                   
Piano: Oscar Martín                                                                             
Saxofón: Alfonso Padilla                                                                         
Percusión: Daniel Suárez                                                                   
Iluminación: Yarón Abulafi                                                               
Colaboración Artística: José Miguel Pereñiguez                                 
Vestuario: Roberto Martínez, Andrés Marín, José Miguel Pereñiguez

Teatro Romano de Itálica

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email