Flamenco en Jerez de la Frontera

Jerez de la Frontera

Jerez de la Frontera ya ha arrancado su verano de ‘Caló Flamenco’. Un ciclo que engloba diversas actividades a celebrar en los meses de julio y agosto en torno al flamenco: Viernes Flamencos del Alcázar, Festival Internacional de Guitarra, MIMA, Noches de Bohemia, ciclos en las peñas… y la Fiesta de la Bulería de Jerez, con tres noches mágicas que pondrán los pelos de punta en las noches estivales de Jerez.

 

 

Jerez de la Frontera siempre ha sido conocida como la cuna del cante flamenco; y en Sevilla se decía que estaba la cama, donde muchos desarrollaban su carrera artística, y otros se desplazaban a Madrid, igualito que en la actualidad. En pocos lugares como en este se produce una imbricación de tales dimensiones entre un arte y la ciudad que lo acoge. Se trata de una relación profunda y extendida en el tiempo que, de forma mudable, define a Jerez y al propio flamenco. Y es que Jerez da nombre a una ingente cantidad de formas flamencas, es una marca de respeto en cualquiera de sus disciplinas y, de manera recíproca, este arte define a la ciudad y determina la vida de sus habitantes. La propia urbe, con sus calles y barrios, es parte esencial del flamenco como arte total, un patrimonio sin el que sería difícil de entender.

Jerez de la Frontera, actual cuna del cante flamenco, es la ciudad que más artistas aporta al arte jondo por metro cuadrado. Entre los muchos artistas que han destacado: Tío Borrico de Jerez, don Antonio Chacón, Juan Moneo El Torta, Agujetas, Terremoto, Manuel Moneo, La Piriñaca, El Mono, Capullo de Jerez, Fernando de la Morena, Luis El Zambo, La Mañanita, Paquera de Jerez…