Opinion

Santiago Segura. Actor y director de cine

5 julio, 2017

Flamenco… La guitarra española, la bata de cola, las castañuelas… Un japonés vestido de torero, un limpiabotas en la estación del AVE, el gazpacho. Un caballo, un burro, un galgo, un gallo. Una gitana vestida de negro, la luna de plata y un niño comiéndose un tomate.

Las imágenes se amontonan al oír flamenco. El cante jondo, las tonadilleras, Lauren Postigo y el gitano Antón. Se alborotan. Tópicos. Lugares comunes.

Un disco de 45 rpm. El Fary. Una cita en un Seat 128. Los Chunguitos. Juerga. La fusión. El vientecillo gaditano, los chanquetes, el chocolate. El Camarón volando, el veneno de Kiko. Raimundo Amador y un cerdo le muerde y casi le pilla el dedo. El Cigala que enseña los dientes cuando se ríe. Sara Baras bailando en la playa. Un tablao. Arte. Emoción contenida. Emoción desatada. La peineta, los lunares, el caracolillo. Un suspiro.

Un grito. Un taconeo. Flamenco.

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email