#
Opinion
4 mayo, 2017
0 comentarios

José Ribagorda. Presentador Informativos Tele 5

Me gusta el flamenco porque es un sonido que asocio a mi propia vida, desde que tengo uso de razón. Yo estudié guitarra clásica española. Y estuve varios años aprendiendo. Los designios de la vida no me llevaron por ahí. El flamenco sus notas, acordes, en toda su dimensión cultural, ha formado parte de mi existencia. Me ha proporcionado momentos grandiosos… Camarón en el Colegio San Juan Evangelista con Tomatito, donde yo iba mucho. Creo que fue el último, y me marcó de por vida. Concierto majestuoso. He sido asiduo de tablaos flamencos, como Casa Patas, gran labor de promoción del flamenco. También me aficioné mucho ahí. Tengo el gran honor de ser gran amigo personal íntimo de Pitingo, artista de una dimensión descomunal. Ha explorado nuevas fórmulas de fusión, como el soul, lo cual me parece maravilloso. Todo está en evolución, y el flamenco, un género universal, también. Amo el flamenco. Y me empeño en que mis niños aprendan flamencos, y la niña que comienza a taconear, y que sea una gran bailaora. Me gusta el baile, y el flamenco con todos sus palos, desde la siguiriya a la bulería.

Seguir leyendo
30 marzo, 2017
0 comentarios

Emilio Calatayud. Juez

Yo soy manchego, por lo que no tengo mucha cultura del flamenco en realidad. Pero como vivo en Granada desde el año 1984, y en el Albaicín, pues algo he aprendido. Y como manchego del Albaicín tengo muchos amigos gitanos y artistas. He colaborado mucho con el mundo del flamenco. A algunos gitanos los he condenado a aprender o a perfeccionar su baile. El otro día la ONCE nos concedió un premio en común, con un chaval que trabaja con discapacitadas basado en el flamenco. En Granada hay buenas escuelas. Personalmente conocía a Enrique Morente y a otros muchos grandes del Albaicín. Soy amigo de Jaime Heredia El Parrón. Además es que los veo a diario, son amigos. Y es cultura y es arte, bendito sea Dios.

Seguir leyendo
2 marzo, 2017
0 comentarios

Cayetano Martínez de Irujo. Jinete

El flamenco en nuestra casa lo tuvimos por muy pequeños gracias a mi madre (Duquesa de Alba); era un espectáculo verla bailar cuando ensayaba en Las Dueñas en Sevilla, o en Madrid. Después, con 7 años estuve tocando la guitarra, hasta los 14. Aprendí lo duro que es ese instrumento; aunque yo no tenía un oído muy privilegiado (dice entre risas). Me gustaban mucho Camarón, Manzanita, Chiquete… fandangos, sevillanas… Y poco después lo dejé. Tengo una guitarra del año 62, que aún conservo; de Domingo Esteso. Dejé de tocar, pero durante toda mi juventud seguí yendo a tablaos, y seguí el flamenco en todos los sitios donde podía. El flamenco es el único folclore verdaderamente español, y de las pocas artes que tiene el país, junto a la literatura, pintura y toros. Hay que mimar estas artes, para conservar nuestras raíces. Aunque haya evolución, el origen tiene que permanecer intacto. Los cantes antiguos y puros hay que conservarlos, en todas sus vertientes. Me fascinaba Paco de Lucía, tengo muchos discos de él. El día 3 de marzo voy a Jerez a ver a la hija de Carmela de los Fanegas. Baila con bata de cola. Mara de Fanega. En la Guarida del Ángel. Cuando vivía en Holanda (a finales de los 80), tenía una amiga, novia de un guitarrista, que era holandesa, pero con cara gitana, y bailaba bien. Iban a actuar en restaurantes y salas de Bélgica. Y yo iba con ellos de palmero y me divertía mucho. Pero nunca me atreví a cantar el público, pero sí en petit comité.

Seguir leyendo
5 diciembre, 2016
0 comentarios

Leonard Cohen. Músico

Un día, a principios de los 60, estaba en casa de mi madre en Montreal. Su casa está junto a un parque, que conocía de mi infancia, donde había un joven tocando la guitarra flamenca rodeado de dos o tres chicas y chicos que le escuchaban. Y me encantó cómo tocaba, me cautivó. Yo quería tocar así y sabía que nunca sería capaz. Así que me senté allí un rato y cuando se hizo un silencio, un silencio apropiado, le pregunté si me daría clases. Era un joven de España, y solo podíamos entendernos en un poquito de francés, él no hablaba inglés. Y accedió a darme clases. Yo tenía el número de la pensión en la que se hospedaba en Montreal. Llamé por teléfono para ver por qué no había venido a la cita y me dijeron que se había quitado la vida, que se había suicidado. Entonces descubrí a Federico García Lorca en una tienda de segunda mano y los planetas se alinearon. Solamente cuando leí, aunque traducidas, las obras de Lorca, comprendí que tenía una voz. No es que haya copiado su voz, yo no me atrevería a hacer eso. Pero me dio permiso para encontrar una voz, es decir, para ubicar el yo, un yo que no está del todo terminado, que lucha por su propia existencia. Me gusta creer que tengo sangre gitana y judía.Todo lo que ustedes han encontrado de bueno en mis canciones y en mi poesía está inspirado por esta tierra. El flamenco ocupa un lugar en España equivalente al blues en Estados Unidos. Porque el arte jondo ha puesto al artista en el lugar que le corresponde, una posición digna que no se reduce a un simple espectáculo, sino que está a la altura del pueblo y, más concretamente, de sus emociones.   Es un gran orgullo que Enrique Morente haya aflamencado mis canciones. Es un sueño, porque el flamenco es el estilo que más respeto en el mundo. Si volviera a nacer, me gustaría ser un cantaor flamenco.

Seguir leyendo
31 octubre, 2016
0 comentarios

Albert Boadella. Director y actor de Els Joglars

Es una forma de expresión profunda, de sentimientos humanos por medio de una técnica; pero es un arte en sí mismo, es un arte independiente. Incluso creo que va más allá de la propia danza. EL flamenco tiene que ver con la vida, con la existencia de un pueblo y de unas expresiones imposibles de decir en otro arte que no sea flamenco. El flamenco no hay que protegerlo, por sí mismo se protege. Contacto personal con flamencos no he tenido,; bueno si, aquellos vinculados a la compañía (Els Joglars), cuando he hecho algo relacionado. El flamenco me gusta cuanto más popular mejor. Esas gitanas con un cuerpo anti-baile-tópicamente-; en cambio se expresan con una fuerza…eso es lo fantástico. Si uno tiene el cuerpo de Nijinski, pues que baile…es lo mismo que los toros, me gusta ver al torero delgadito y finito, junto a aquella bestia. Porque si el torero es un Hércules, siempre piensas eh… en una lucha…

Seguir leyendo
4 octubre, 2016
0 comentarios

Ramoncín. Músico y artista

¿Cabría preguntarse qué es en realidad el flamenco? Probablemente, en el curso en el que estamos, el lejano siglo XXI, parezca una cuestión de Perogrullo, pero no por eso fácil de resolver. Los expertos han gastado talento y páginas en dar a conocer al mundo las motivaciones artísticas, emocionales, morales e incluso geográficas, que dan luz a una forma de sentir, cantar, tocar y escribir esa música embrujada a la que llamamos flamenco. Pero no es suficiente. T no lo es por la sencilla razón de que lo que sale del alma, de las entrañas, tiene difícil explicación. Habrá un argumento antropológico, otro histórico y un millón de evidencias sociales, pero, aún así, ¿Cómo se explica un duende que tiene encandilado al universo entero sin hacer concesiones a la comercialidad y a lo políticamente correcto? Sólo hay una explicación: ¡El flamenco es obra de Dios¡

Seguir leyendo
6 septiembre, 2016
0 comentarios

Jorge Martínez. Cantante de ILEGALES

En España el flamenco se filtra por las paredes. Hasta donde puedo recordar, el flamenco, ha dejado una impronta imborrable tanto en los tópicos estéticos como en las raíces más profundas de la cultura nacional. Muchos elementos tradicionales han desaparecido sepultados bajo las aguas incesantes del flamenco porque su alta capacidad para combinarse con cualquier otra cosa todo lo devora. Tuve la ocasión de conocer las formas puras del flamenco en Jerez de la Frontera, siendo yo soldado, hacia 1976. Desde esos momentos la exposición a esta música intensa, dotada de una cierta economía musical y dialéctica me hizo valorarla en su justa medida. Considero el flamenco como algo tremendamente valioso que brilla por sangre y por nervio pero altamente contaminante. El flamenco en estado más o menos puro es capaz de mezclarse y seguir siendo reconocible con cualquier clase de música… Jazz, Bolero, Rock o cualquier otra cosa inventada o por inventar. Se trata pues de un elemento peligroso y difícil de controlar: Si no tocas flamenco y quieres mantener en tu estilo un alto grado de pureza, no escuches flamenco.

Seguir leyendo
27 julio, 2016
0 comentarios

Fortu. Cantante de Obús

Mis recuerdos desde muy pequeño han estado vinculados tanto al Blues y al Rock and Roll, como al Flamenco. Mi abuelo cantaba en sus tiempos jóvenes con Manolo Caracol, mi madre es cantaora de flamenco, y me enseño a vibrar la voz, así que imaginaos, como son mis raíces. Vengo de un barrio de Vallecas donde el flamenco estaba en la calle, sin ir más lejos mis vecinos eran Los Chichos. Soy un gran admirador de Camarón de la Isla, Juan Habichuela, Antonio Chacón, José Mercé y Cigalita, entre otros. Tengo un gran amigo que es Raimundo Amador, del que soy un gran seguidor. La mayoría de mis amigos son músicos; un ejemplo es Pepe Bao, que le tengo considerado como uno de los mejores bajistas a nivel mundial, fue ganador del premio al mejor bajista de flamenco en el festival de La Unión, de lo cual me siento muy orgulloso. Siempre que tengo oportunidad y tiempo, cuando me entero de algún concierto por supuesto que allí estoy; en mi casa escucho todo tipo de música incluido el flamenco, claro está. Como podéis imaginar no moriré sin intentar grabar algún día algo de flamenco, es una espinita que tengo. Para mí el arte de la música es muy importante, como el Blues, Rock and Roll, etc.

Seguir leyendo
6 julio, 2016
0 comentarios

Andreu Buenafuente. Presentador y humorista

Mi familia procede de Andalucía. Mi padre solía canturrear flamenco cuando conducía su coche, en aquella España lenta y polvorienta de los años sesenta, cuando soñábamos en ser mejores. Recuerdo que me preguntaba de dónde salían todas aquellas canciones. Comprobaba cómo le brillaban los ojos a mi padre. Pegaba suavemente en el volante para no perder el ritmo. Le cambiaba el carácter y hasta el espíritu. Era algo mágico. Viajábamos al sur desde Cataluña y la música nos iba dando la bienvenida, nos abría las puertas como un pasaporte. El flamenco es de la gente, del pueblo. Por eso está enraizado hasta los más profundo de los corazones y de la personalidad de miles y miles de gentes. Por eso es eterno. Porque emociona, porque congela el tiempo y concentra en un solo compás la vida de Andalucía. Lo bueno y lo malo. Como la vida, que tiene de todo. Mi preferido es Morente. Antes de escucharlo ya te va a cambiar la vida. Cada vez que lo escucho, descubro nuevos matices y me acuerdo de mi padre, de aquellos viajes, de la sangre alterada por las coplas que nos conducen a la felicidad.

Seguir leyendo
31 mayo, 2016
0 comentarios

Juan José Padilla, Torero

En la década de los 80 mi padre siempre me llevaba a compartir sus grandes pasiones: toros y flamenco.Tuve la oportunidad de escuchar a Ana Peña, gran cantaora del barrio de la Asunción (Jerez), así como al maestro Terremoto y emocionarme con la guitarra de su hijo, que más tarde terminaría subiendo a las tablas. El toreo y el flamenco siempre han ido al unísono y ha sido siempre un verdadero honor tener la oportunidad de abusar de la confianza que me han ofrecido los maestros de los barrios de Santiago y San Miguel (Jerez). Aún guardo un cariñoso recuerdo al recordado Juan Moneo El Torta, que aquí en casa tuve la suerte de grabar con él un programa para Tendido Cero. Lógicamente, acabamos de la mejor manera que se puede rematar, toreando muy despacio, mientras de fondo escuchaba sus seguiriyas. No me puedo olvidar de los momentos mágicos llenos de cariño y atención que tuve del gran Moraíto chico, todo un ejemplo con guitarra en mano, puro sentimiento y maestro excepcional. Pero permitirme decirles lectores que más grande fue aún como persona. Cuántas más veces le pedía… “Morao toca por aquí un poquito”… “Ahí va sobrino…”, me decía él. A todo esto acompañado por mi querido y admirado maestro Fernando de la Morena, Diego Carrasco,Vicente Soto Sordera, los hermanos Zambo: Enrique, Joaquín, Luis… Las paredes de aquí, sin problemas, guardan el tesoro más preciado del más puro flamenco, pasando todo un elenco de la cultura flamenca que personalmente jamás olvidaré y siempre llevaré el recuerdo en mi corazón y el flamenco en las venas.

Seguir leyendo
Guía Flama ®‎ 2018