Opinion

Arturo Fernández. Actor

31 julio, 2013

Me hubiera encantado entender de flamenco… como me hubiera encantado tocar el piano!  Las dos manifestaciones artísticas que más me emocionan. Ambas te transportan al mejor de los mundos posibles. Ambas son eso: ARTE con mayúsculas. Hace pocos días tuve el privilegio de asistir a un concierto de David Peña Dorantes en el Teatro de Marbella y “los vellos como escarpias”… una fusión perfecta… En este caso “trifusión”: Bach, piano y flamenco. Y es que, hablando de fusiones, es increíble cómo todo se puede llevar al flamenco y como todo se puede mezclar con el flamenco. No me extraña y si me enorgullece que la Unesco lo haya declarado Patrimonio de la Humanidad.

No entiendo de flamenco, y ya es pena, como no entendía mi madre, -también asturiana- pero que nada le gustaba más que una bulería, un fandango por derecho o una toná… Será porque en Asturias también tenemos tonás? La suerte es que mi hijo, -Arturo como yo, pero en versión corregida y perfeccionada- y en el que como padre me gusta reflejarme, ha salido admirador y entendido –de los de verdad- de este arte inigualable que acrecienta mi orgullo de ser español que es el FLAMENCO.

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email