Noticias

Un multi universo llamado Dorantes en la Suma Flamenca de Madrid 2019

20 junio, 2019

Su sola presencia ya transmite. Aún inmóvil, sentado frente al piano y concentrado en la tecla precisa para arrancar, mantiene un suspiro contenido de quienes saben de lo que es capaz de hacer este hombre con las manos y el alma.

Un cenital iluminando esos instantes en que arranca la magia, se luce acorde con el absoluto silencio de la Sala Roja de los Teatros del Canal, porque estaba a punto de iniciarse uno de los conciertos más personales de todo el Festival Suma Flamenca.

Parecía que llegaban sólo los dos: el músico y el piano, pero tras hacerse la luz, el panorama completo llenaba de artistas latiendo en el escenario: la Orquesta Bética de Cámara, la Coral Flamenca CfDH, Isidro Suárez en la percusión y Javi Ruibal en la batería.

Y así arrancó la obra compuesta especialmente para orquesta y coral, ampliando aún más todas las posibilidades que David Peña Dorantes ha demostrado que existen en esto de crear y recrear flamenco.

La Roda del Viento, su obra, fue creada para conmemorar el V Centenario de la vuelta al mundo que iniciaron Magallanes y Elcano; una travesía histórica que al igual que el flamenco, tuvo un poco de todo: alegrías, tempestades, esperanzas, miedo, muerte… y reinicios constantes, y regresos permanentes.

Por demás está resaltar la impecabilidad del pianista a la hora de flotar entre armonías y silencios… entre el adagio con compás de bulería y los ritmos a golpe de percusión que él mismo saca a punta de baqueta desde los interiores de su piano.

La conexión entre los más de 40 músicos y la energía que transmitieron durante todo el recital, se recompensó con un larguísimo aplauso. Público en pie pedía repetir y los músicos no dudaron en volver a regalar la que fue quizá el clímax de la obra, una composición que gira a compás del miedo en sus letras, pero que lo desafía todo en su melodía. Cómo no, si ese es el sello ya patentado de un pianista lebrijano que también lo desafía todo a la hora de reinventar.

Texto: Paula Y. Valdez

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email