Editorial

San Sebastián, un acercamiento vasco a la cultura flamenca gitana

6 noviembre, 2018

Para la Comunidad Gitana, el Flamenco es el libro sonoro en el que está escrita la historia de un pueblo. Un libro escrito en las páginas del aire, por miles de voces gitanas a lo largo del tiempo.

En el País Vasco hay una afición al flamenco, el público vasco es un público minoritario pero leal. El Concurso de Cante Flamenco Ciudad de San Sebastián lleva 18 años, promocionando a los cantaores flamencos venidos de todo el Estado, junto a los cantaores y cantaoras flamencas locales del País Vasco, del que han salido figuras como Lander Egaña Maicenita, sembrando intercambio de conocimiento entre el norte y el sur, entre otros muchos.

Este Concurso es un espacio cultural creado y organizado, por los propios gitanos y gitanas de la Asociación Camelamos Adiquerar, que a través de la convivencia difunden los valores del Cante, generación tras generación.

Una vez que tanto payos como gitanos, así como la población que acude, toman contacto a través del Cante Jondo, se realiza un intercambio de conocimientos que se traduce en una colaboración estrecha. La perspectiva cambia a través de la música que aúna culturas.

En los últimos tiempos hemos visto un acercamiento del flamenco y la cultura vasca.

Sin olvidar que el Concurso Ciudad de San Sebastián se hizo un hueco gracias a la lucha incansable del precursor Montxo Jiménez, fallecido en 2010. En 2006, Montxo se acercó a Jerez de la Frontera para rendir homenaje a una cantaora que rompió moldes viajando y llevando el arte a Japón, La Paquera de Jerez.

Una de las tareas que realiza el Concurso es la promoción de las cantaoras payas y gitanas; importante es la promoción de la mujer en el mundo del cante jondo, la igualdad será llevada del mismo modo a todos los ámbitos en donde trabajamos como entidad.

Nos quedamos con las palabras de Montxo Jimenez: “En el País Vasco, al ser un pueblo de raíz, gusta más lo puro. Por ejemplo, el sentimiento que surge al escuchar una seguidilla o la melodía de un txistu es el mismo, lo asemejan a lo suyo”.

Lo cierto es que los gitanos y gitanas que llevan mas de 600 años en el País Vasco, se adaptaron a la cultura de los lugares en los que se establecieron. Con un intercambio reciproco de intercambios culturales. Fruto de esa transmisión de conocimiento nació el grupo Sonakay Oro, grupo de los cuales dos componentes son socios de la Asociación, publicarán su disco el próximo 8 de noviembre en Pamplona, en donde ese intercambio entre dos culturas, la vasca y la gitana, se plasman en el cante, de una forma natural.

El debut discográfico del grupo, de raíces gitanas y vascas, incluye un total de siete temas, entre ellos, cuatro versiones en euskera: Loretxoa, de Bentio Lertxundi, Lehenengo ikasgaia, de Urko, Denborareki, de Pier Paul Berzaitz, y Txoria txori de Mikel Laboa, además de otras canciones propias.

Asociación Kamelamos Adiquerar

Comentarios (0)