Noticias

Rocío Molina y María Terremoto iluminan la penúltima noche de Flamenco On Fire

25 agosto, 2019

Mujeres tenían que ser. Dos artistas inconmensurables, y jóvenes, pusieron la carne en el asador pamplonés en la noche del sábado. La malagueña arrasó en el Baluarte de Pamplona interpretando su obra Caída del Cielo. Un viaje por las entrañas de esta bailaora que siempre sorprende al público con sus luces y sombras sobre el escenario. Una bailaora que se encuentra actualmente en la cúspide de la heterodoxia flamenca debido a la libertad con la que expresa su arte flamenco. Femenina y jonda.

Posteriormente, nos esperaba otro espectáculo que generó mucha expectación y que también repletó el aforo… la jerezana María Terremoto. Los ecos de la tierra del vino se escucharon en el Hotel Tres Reyes a partir de las 23:30h. Un público entregado asistió durante más de hora y media a los quejíos de esta representante de una dinastía del cante de Jerez de la Frontera. A pesar de su juventud, María mostró que sabe cantar y, sobre todo, estar en un escenario. Un equilibrio que hace que el duende se asome entre las tablas.

Aunque el festival comenzaba sobre las 11h de la mañana en la plaza del ayuntamiento con el flashmob de El Juncal y Fuensanta Blanco, quienes mantuvieron, junto a Paz de Manuel y el resto del grupo, ambiente flamenco por las mismas calles donde se desarrollan las famosas fiestas de los sanfermines. Pero el flamenco fue protagonista por las calles a la hora del mediodía sin ahuyentar a nadie, sino que sirvió de reclamo para propios y ajenos. Y mientras en los callejones del casco histórico se escuchaban los ecos flamencos, en El Bosquecillo se abría la jornada de ocho horas de flamenco gratuito al aire libre. El periodista de Radio 3 de RNE, Teo Sánchez, comenzaba a pinchar a las 14:30h.

Posteriormente, tuvo lugar la presentación de ‘Los Flamencos de Navarra’, donde hay bastante afición y no tenían representación en el festival, y en la tarde de ayer pudieron mostrar su valía. Una completísima formación en la que se encontraban las bailaoras Sandra Gallardo, Elena Morales, Carmen Cepero, Tamara Ayllón, Paula Fernández, Nadia Aldunate, Leyre Ayllón, Carlota Diego, Andrea Palomeque, Andrea López, Irantzu Alonso y Lorena Beorlegui. Al cante, Jesús Jiménez, Jolis Muñoz y Lorena Jiménez. A la guitarra el Piti, Urko Ocaña, Rafael Borja y Bruno Jiménez. A la percusión, Rico Muñoz, a las teclas Javi Vazquez y a la flauta travesera Ekhi Ocaña.

Un festival que año tras año sigue mejorando y ampliando su fama. Hablando con una gran aficionada al flamenco de la ciudad, nos comentaba que el primer año «éramos cuatro gatos». Y ahora, se ve que el festival ha crecido y cuelga el cartel de no hay billetes. Prueba del atractivo que tiene el flamenco tanto a nivel nacional como internacional, pero también es prueba del buen hacer de una organización que ha sabido poner al flamenco sn su sitio. En el norte.

 

 

En los vídeos podemos ver las actuaciones de Ezequiel Benítez en la calle de La Mañueta (desde la casa donde nació el maestro Sabicas), y María Terremoto en el Hotel Tres Reyes y en el balcón del ayuntamiento de Pamplona, donde tiene lugar el famoso chupinazo de sanfermines. Muestra de la fuera que tiene el flamenco y la afición…

 

 

 

 

 

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email