Noticias

La Tremendita, bulerías al sintetizador en el Festival Flamenco On Fire de Pamplona 2018

26 agosto, 2018

El Festival Flamenco On Fire 2018 ha traído a La Tremendita para el 24 de agosto, dentro del ciclo íntimo del Hotel Tres Reyes, en la hora en la que los duendes se suelen despertar, a eso de la media noche. Era el lugar y la hora, ya que esta trianera, de familia cantaora, pudo derrochar todo el arte tan personal que la caracteriza. Pedazo de soniquete y una sorprendente fusión entre el cante de raíz, el funky, el rock, el grunch, la música electrónica.

La Tremendita nos mostró una peculiar destreza en la creación de nuevos patrones rítmicos dentro de los palos de flamenco. Psicodelia con aromas que nos recuerdan e inspiran a grupos tan dispares como Triana o El Bicho, entre otros.; con ritmos basados en la batería de Pablo Martín Jones, bajo y voz por bulerías. Sigue la noche con chill out y a golpe de contrabajo con Pablo Martín Caminero. Bulerías con sintetizador saltando a soleá por bulerías y fusionando con una balada. Toda una provocación a la ortodoxia, aunque con conocimiento de causa. Destacar el virtuosismo instrumental que había sobre el escenario. Alta calidad.

La Tremendita hace una mención a un juego que solía hacer de pequeña en su familia en Triana con trabalenguas por bulerías eligiendo una letra como regla del juego. Introducción electrónica, voz y contrabajo. Letra del tema con trabalenguas con la «a», haciendo cambios entre la bulería y ritmos de rock a compás de 4×4. Un corte funky de 11×8; compás irregular muy peculiar muy poco usado en estos tiempos.

Entre palo y palo, la trianera se pegaba su balada rock, siempre salpicada con maridaje funky. Contrabajo y caja. Del rock salta a la bulería funk para rematar con tangos sin ritmo. Esta canción la dedica a todos los artistas que estaban presentes en la sala, como Tomatito, Guadiana, Josemi Carmona, Paquete, Piraña y Morenito de Illora, entre otros, maestros en los cuales ella se ha inspirado para aprender.

Rosario coge la guitarra y hace un acompañamiento muy sutil a unos tangos sin ritmo, tango libre sin percusión. En momentos, en tres instantes de la canción metieron un ritmo fuerte de rock a medio tiempo con batería. El fin de fiesta, entre surrealista y psicodélico, con música electrónica, cajón y voz. Soniquete pa reventar.

Texto, fotos y vídeo: Keko Galindo

Comentarios (0)