Noticias

La categoría del maestro Miguel Ochando barniza el Festival Internacional de la Guitarra de Granada 2022

28 julio, 2022

Miguel Ochando comienza con un toque por granaína en el Festival Internacional de la Guitarra 2022, nos encontramos en el patio de la Peña La Platería. Su farruca destila solera y buen hacer, su templanza inunda el valle del río Darro con la Alhambra tan firme como su pulsación. En su guajira salen a volar todas las viejas preocupaciones. La melodía se vuelve juego, el escenario se convierte en el patio de un recreo, y el júbilo del público refleja la simpatía que genera un lenguaje que inunda los corazones de sinceras amistades.

Como continuación de esta sexta edición del Festival, Ochando siguió con una pausada y solemne serrana, así como a los antiguos les gusta identificar: agua cristalina de las fuentes, de los manantiales de la sierra, de glaciares que todavía deshielan lentamente la sabiduría de historias tan antiguas como trascendentales. De la misma envergadura fueron los fandangos de Huelva con unos sublimes reflejos de sus contemporáneos Pepe Habichuela y Rafael Riqueni.

Prosiguió en la misma tónica con las seguiriyas por medio. Su pulsación, que no había variado en su continuidad, dio un salto al pasar a los cabales. Templando de nuevo al público, enalteció las armonías alegres junto al enrevesado compás de seguiriyas. El homenaje a los maestros continuó con la bulería Ímpetu de Mario Escudero. Sus sonidos fueron claros y precisos, con calma pero con garra, con la seguridad y la templanza de un maestro propio de su categoría, Miguel Ochando.

Para finalizar y antes de interpretar la última obra de la noche, dedica de palabra el próximo tema a los asistentes. Las primeras notas son libres y misteriosas, hasta que deja desembocar la introducción en un desenfadado Zapateado de Esteban de Sanlúcar. Toque flamenco, de la época clásica, siempre elegante.

Pablo Giménez para Flama

 

 

 

 

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email