Noticias

Joni Torres deslumbra con su metal en su alternativa en el Festival Flamenco de Osuna 2020

29 agosto, 2020

La noche del 28 de agosto pasará a la historia del cante flamenco en Osuna gracias a la alternativa que recibió Joni Torres (19 añitos) de parte de la familia cantaora de Los Cuevas, también de Osuna, durante el Festival Flamenco de Osuna 2020. El presentador, que también estuvo excepcional, el presidente de la peña flamenca La Siguiriya, Manuel Zamora, aclaró los orígenes de este genial cantaor gitano. Resulta que es familia directa de Joselero y toda la familia de Morón de la Frontera, localidad próxima a Osuna.

Joni arrancó por soleá de los panaeros, la de Alcalá, la de Joaquín el de la Paula; que con la edad que tiene, parecía mentira los gestos, los juegos de voz… el movimiento de brazos. Se nota que lo ha mamao, que lo ha vivido… Eso en cuanto a las formas en el escenario, pero la voz parece que la tiene desde hace 80 años, y que ha vivido lo que canta. ¡Qué metal más bonito! Siguió por siguiriyas… ¡qué ayeo, qué quejío! con El Chino en un toque muy acertado y muy a compás… a pesar de ser la primera vez que se subían juntos a un escenario. Y terminó por fiestas pegándose unos bailes que eran pa comérselo… Enhorabuena en su alternativa, lo bordó.

Justo antes, subió al escenario otro joven artista con mucha proyección en el piano flamenco, Javier Cecilia, heredero directo del toque de Pepe Romero, uno de los pioneros del piano jondo, y que también era de Osuna. Cecilia optó por tres temas clásicos donde los haya en el mundo del flamenco. Tocó por Camarón de la Isla, la Leyenda del tiempo, con letra de Lorca y arreglos de Pachón; Entre dos aguas, de Paco de Lucía, por rumbas, y para rematar la faena, interpretó la Aurora de Nueva York, con letras de Lorca y Cohen, y arreglos de Vicente Amigo. Un recital bastante ‘popular’, pero de gran interés al piano.

Familia Cuevas

Y como no podía ser de otra manera, el XV Festival Flamenco de Osuna pasará a la historia por las condiciones en las que se ha celebrado, en plena pandemia por la Covid-19. Razón por la que el concejal de Cultura, Jesús Heredia, y todo el equipo municipal optaron por la original iniciativa (allá por el mes de mayo) de contar solo con artistas locales, como forma de apoyo al arte flamenco local, ante la falta de posibilidades de que haya espectáculos. Por esta razón, la Familia Cuevas, familia cantaora por excelencia de Osuna, tuvo a tres representantes: Manuel Cuevas hijo, Evaristo Cuevas y Manuel Cuevas en el cierre del festival, quien ejecutó sobradamente cantes a compás, alegrías y tangos, para rematar con unos fandanguillos a pulmón que hicieron las delicias del respetable.

Abrió el festival Manuel Cuevas hijo, con 24 añitos, quien arrancó con una soleá en un tono muy dulce y flamenco. Melódico. Luego por siguiriyas, cante tradicional en la casa de los Cuevas. Se despidió por fandangos dejando sitio a su tío Evaristo, cantaor de gran afición y muchas tablas en concursos, habiéndose alzado con algún que otro premio de gran prestigio, como le ocurrió con el primero premio por siguiriyas en La Unión, 2016 y otros primeros premios en Vejer, Cádiz, Granada, Málaga, Antequera o Alhaurín de la Torre, entre otros. De los estilos que interpretó, quedarnos con el gusto de la soleá. Un festival con sabor local, pero con una gran diversidad de estilos y metales en pocos metros que hizo disfrutar del arte jondo a un total de poco menos de 100 personas, con motivo de las medidas de seguridad por la pandemia que nos ha tocado vivir.

 

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email