Noticias

Hacia el Centenario del Concurso de Cante Jondo de 1922

4 abril, 2018

Fue seguramente en la Taberna El Polinario de la calle Real de la Alhambra, donde se fraguara el gran acontecimiento. Lo digo porque en ella, según fuentes documentales utilizadas por el mismo Eduardo Molina Fajardo para su libro El flamenco en Granada, teoría de sus orígenes e historia, edición 1974, y para otro anterior Manuel de Falla y el cante jondo, edición 1962,  recogía reuniones de aficionados en las que se discutía del flamenco de la época, amén de sus veladas jondas, en las que participaban el compositor Falla y el propio Ángel Barrios, guitarrista y compositor granadino, junto al padre de éste, Antonio Barrios, quien regentaba dicha Taberna. Todo esto lo describe Molina Fajardo con mucho más detalle.

Al poco sería Manuel de Falla, al parecer, quien haría la invitación a toda una pléyade de artistas de la época: Zuloaga, Turina, Rusiñol, Juan Ramón Jiménez, Rodríguez Acosta, Ruíz de Almodóvar, Manuel Ángeles Ortiz, Federico García Lorca, Manuel Jofré…, para organizar un concurso de cante jondo, cuando llevado por el sentimiento de que el cante jondo “estaba en trance de desaparecer” y a lo que Miguel Cerón, amigo de Falla, le insinuó: “¿Se atreve usted a que hagamos ese concurso?”, a lo que Manuel de Falla responde: “¡Hombre sí!”.Este es el germen del memorable Concurso de Cante Jondo de 1922.

Pues bien, ya en 1972, se celebraría el cincuentenario del mismo, que bajo mi punto de vista, fue de un gran éxito artístico. Sin embargo dejó rastro para unos años desde una perspectiva temporal si lo comparamos con la historia de lo jondo y lo flamenco para esta época.

En 2011, estando de Presidente de la Federación Provincial de Peñas Flamencas Granadinas, se me aprueba en Junta Directiva la propuesta de recuperar el Concurso, organizado en ediciones anuales, hasta llegar, como primer objetivo, al centenario. Palabra un tanto arriesgada por cuanto faltaban diez años aún para la efeméride.

Diferencia entre este que nos trae y el de 1922, que la intención no es tanto la recuperación de lo jondo, lo puro (en la era de las comunicaciones, tenemos casi todas las referencias flamencas al alcance de la mano), como la de mantener en el tiempo, rescatándolo del olvido, el propio concurso, para así ofrecer a los granadinos y a sus aficionados un acontecimiento que ponga a Granada para siempre en el lugar que le corresponde desde 1922.

El Instituto Andaluz del Flamenco ha sido hasta hoy, y este año celebramos la séptima edición, la única entidad pública que, con sus ayudas, ha colaborado en el desarrollo de este proyecto CENTENARIO DEL CONCURSO DE CANTE JONDO DE 1922. Por su parte, el ayuntamiento de Granada nos ha cedido el Teatro Isabel la Católica, esperando que este respaldo aumente en próximas ediciones. Asimismo, Diputación de Granada no ha participado hasta el momento.

Por tanto, henos aquí, cerca de cien años después, igual que ocurriera en los prolegómenos del Concurso de 1922, que el Concurso organizado por la Federación de Peñas Granadinas se mantiene gracias al esfuerzo y tesón de su Junta Directiva y de sus peñas, socios y aficionados todos, que son el pilar fundamental para la conquista del objetivo propuesto, el Centenario del Concurso de 1922 y su continuación, para bien de lo jondo, del flamenco.

Isidoro Pérez. Tocaor y ex presidente de la Federación.

Comentarios (0)