Noticias

Éxito de público de Manuel Lombo y Pitingo en la Catedral del Cante

5 agosto, 2018

La segunda de las galas del Festival del Cante de las Minas traía al antiguo Mercado Público de La Unión a dos artistas de tallas y trayectorias bien diferentes. Mientras que Pitingo es un artista habitual en la programación del certamen unionense, el cual ha llegado a ser premiado en los concursos del mismo antes de ser un artista de relevancia mundial, Manuel Lombo era hasta la noche de ayer en el certamen un completo desconocido. Tal vez por eso durante su intervención se encargó de recordar que él sí que había cantado sobre esas tablas, en 2002, en el atrás de la bailaora Ángeles Gabaldón, premio Desplante de esa misma edición.

Lombo presentó un programa doble en el que inicialmente interpreta estilos flamencos tradicionales y en la segunda interpreta temas del genial Bambino Soy lo prohibido, Tres veces loco, La luz de tus ojos grises… compusieron el breve repaso por alguno de los himnos del cantaor de la calle Nueva. Con el público puesto en pie en unánime reconocimiento al esfuerzo de Lombo, que llegó incluso a cantar a capella desde el patio de butacas, finalizó la primera parte de la gala.

El Festival del Cante de las Minas y Pitingo mantienen desde hace años una relación de mutuo afecto. Cada vez que el onubense es programado para una gala, la afición responde dejando sin un solo asiento vacío el auditorio. Su recital estuvo compuesto de cantes flamencos tradicionales, pasados por el filtro de las pitinguerías, así como por temas más del estilo pop para finalizar con algunos de sus mayores éxitos como Killing me softly, Cucurrucucú paloma, Lucha por su dinero y otros muchos que pusieron a los asistentes incluso a bailar, en una gala que finalizó de madrugada pero con un público que aguantó hasta el final.

Desde la mina.
Texto, vídeos e imágenes: Joaquín G. Zapata García

Comentarios (0)