Noticias

El flamenco, un elemento decorativo

11 septiembre, 2022

La refracción es el cambio de dirección y lentitud que experimenta una onda al pasar de un medio a otro con distinto índice refractivo; y fracción es la expresión matemática que se utiliza para representar las partes de un todo. Re-fracción (desde mis ojos) es la última obra de la bailaora granadina Eva Yerbabuena que, junto a Juan Kruz, ha querido hablar del momento en el que se han encontrado los dos artistas contando cosas íntimas, de esa búsqueda constante que tiene el ser humano inquieto.

El Teatro de La Maestranza estaba lleno, un teatro que recibe a grandes artistas consagradas, donde ayer vimos a La Yerbabuena en la programación de la Bienal de Flamenco de Sevilla en un estreno absoluto. Mientras entraba el público nos recibe sentado en una silla en proscenio el director escénico Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola, quieto, inmóvil para decir nada o mejor para decir aquí estoy yo.

Lo que pudimos ver en el Teatro de la Maestranza fue una obra de teatro surrealista donde el baile era un elemento más de esa puesta en escena. Eva Yerbabuena muestra una parte débil, sumisa en la interpretación de su personaje y que cuando baila refulge con ese dominio del cuerpo y del compás así como esa gran esfera interpretativa. Aunque en cada baile hubo elementos que distraían la atención como unos audiovisuales que tampoco aportaban, si no que te alejaban de la presencia del baile; o la constante intervención del maestro de ceremonias, Juan Kruz, que protagonizó todos los momentos despistando la atención de lo verdaderamente importante, que era Eva. Como en pleno baile ubérrimo y bizarro de la bailaora, molestándonos sin dejarnos disfrutar del momento, metiéndose en medio para sacar imágenes del cuadro que tampoco aportó nada dramatúrgico, haciendo ruido constantemente.

Hay que destacar, nada nuevo, la interpretación del maestro Paco Jarana con su portentosa guitarra, que obsequió poder escucharlo, como los cantes de Alfredo Tejada, Miguel Ortega y Antonio Gómez El Turry, con esa energía y esa potencia, la percusión del joven Daniel Suárez, que cada vez está más solicitado por los artistas flamencos, porque tiene el lenguaje de la percusión cristalino, el trazo de José Manuel Oruco, en la hacienda del sonido de sus pies, o el momento íntimo del sonido de la viola de gamba apoyando uno de tantos momentos teatrales.

Lástima que el egocentrismo y la imposición de cambiar este arte por otro, no nos dejara disfrutar de una ceremonia que hubiera bastado con Eva y su grupo para contar lo que contó.

La Bronce para Guia Flama

 

 

 

 

Intérprete y coreografía: Eva Yerbabuena

Composición y creación musical: Paco Jarana

Dirección musical y escénica: Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola

Cante: Alfredo Tejada, Miguel Ortega y Antonio Gomez “El Turry”

Percusión: Dani Suarez

Baile y percusión: José Manuel Oruco

Banner Concurso Nacional de Flamenco de Córdoba 2022
Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email