Editorial

El Certamen de San Sebastián, un grito contra el silencio

4 octubre, 2016

No es casual que el 10 de diciembre coincidan la conmemoración del Día de los Derechos Humanos y el XVI Certamen de Cante Flamenco Ciudad de San Sebastián.

No es casualidad que esto ocurra en el año en que Donostia celebra su Capitalidad Europea de la Cultura (aunque en nuestro afán está el unir estas fechas todos los años).

No es por azar que la Unesco declarase al flamenco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad no, que lo es por su historia, por su memoria y por cómo sabe llegar al alma de las personas. Aunque en verdad no nos hacen falta tantos adornos para saber que el flamenco, en su parte más íntima, es su quejio, es un grito contra todo lo injusto y denunciable que, provocado por el ser humano, nos rodea y nos avergüenza como especie.

Es un grito contra el abandono a los inmigrantes, a los huidos de la guerra; de las guerras. Cuánto sabe el pueblo gitano, padre y embajador mundial del flamenco de huidas y de puertas cerradas.

Es un grito contra el silencio social hacia las victimas de la violencia, la de género y todas las demás; contra la desigualdad, contra la injusticia, contra el abuso en general y el abuso de poder en particular, contra la mentira y la manipulación, contra la desesperanza.

Es un grito desde lo más profundo del corazón contra todas las acciones atroces que se llevan a cabo en el mundo.

Porque solo con la cultura puede combatirse la sinrazón. Porque solo a través del arte puede trascenderse y puede el hombre mejorar su legado a las generaciones futuras, mostrándoles la senda de lo justo, lo generoso, lo inmaterial, lo necesario; lo que debe preservarse.

Porque el flamenco es un arte enorme, es un arte de paz que se arma de sentimiento para desmontar lo falaz y lo falso.

Así lo creemos quienes llevamos ya varios años celebrándolo en Donostia a través del Festival de Cante Flamenco Ciudad de San Sebastián. Y lo queremos compartir contigo, este año también, el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. Es tu derecho. Uno más de los irrenunciables, pese a quien pese, Derecho a la Cultura. Porque somos seres derechos y tenemos flamencos humanos.

Óscar Picazo. Periodista y presentador del Concurso.

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email