Noticias

Eduardo Guerrero presenta ‘Onírico’ en el Corral de la Morería de Madrid

23 diciembre, 2018

Con redobles percusivos en off: “Señoras y señores bienvenidos al Corral de la Morería el templo del arte y de la sabiduría, esta noche vais a disfrutar de un espectáculo inolvidable de la baja Andalucía, precisamente de Cadiz…”. Y entonces el jerezano Fernando Soto – artista invitado de la noche – grita, a corazón abierto, el nombre del bailaor gaditano: “¡Eduardo Guerrero!”.

Fernando Soto con sus nardos caballeros nos pasea por la Calle de Alcalá madrileña, entonando con aires castizos tan mítico tema. En un sorpresivo arranque,  compás, palmas y soniquetazo de su tierra jerezana, sin dudarlo, transforma la sobriedad de lo castizo en juerga. Y así, a corazón abierto, Soto nos despierta los sentidos. Ya está el público  preparado para surcar desde su silla el mar de Cádiz.

El bailaor gaditano nos estimula con su baile que expresa entrega y un gran dominio de la técnica que le permite después saltarse los limites. Guerrero expone el Corral como espacio escénico. Cada rincón  de este templo según su propuesta tiene mucho que contar y sus zapateos y quiebros espectaculares se acentúan y tocan lo poético entre luces y sombras. El bailaor gaditano se vale de la cercanía que ofrece el lugar, acentúa lo intimo e impulsa que el público toque la emoción, que con claridad siente al bailar el gaditano.

Para todos aquellos que  no han vivido aún lo que uno siente asistiendo a un tablao-templo como este de la Morería, oportunidad es sin duda asistir a este Onírico, de Eduardo Guerrero, que estará hasta el 24 de Febrero.

Las melodías de Mario Montoya y Luis Miguel Manzano, los cantes de Jesús Flores, Miguel Rosendo, Pilar Villar y Samara  Montañez son un abanico  de timbres y estilos,  de aires de distintas tierras. El baile de la jerezana Salomé Ramírez y el gaditano Eduardo Guerrero regala al asistente, energía y el amor sin medida que ellos sienten por el Flamenco. El Flamenco arte expresivo y plástico, en constante crecimiento e impulsor de la posibilidad creativa.

Texto: Begoña Castro
Gráfico: Manuel García

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email