Editorial

Miradas Flamenkas en Vallecas 2021, la gran cita con el flamenco más ecléctico

4 noviembre, 2021

La celebración de la segunda edición del festival Miradas Flamenkas en Vallecas del 19 de noviembre al 11 de diciembre constituye una muestra de la vocación descentralizadora de la cultura llevada a cabo por la Comunidad de Madrid, que da voz a la periferia con esta expresión múltiple del flamenco a través del cante y la danza, arraigados desde hace tiempo en este barrio del sur madrileño.

La tradición flamenca vallecana es larga. Siempre hubo algún cantaor del barrio. Y hubo conciertos y festivales, y una rumba vallecana en los años setenta, popularizada por Los Chichos y Azúcar Moreno, o Los Calis en los ochenta; hubo cuartos de cabales y artistas bautizados con nombres que subrayaban, como un orgullo, su pertenencia al barrio, como El rumbero de Vallecas. Todo lo cual, ha otorgado a este lugar una especie de privilegio musical. Hay en el barrio una afición, un gusto, una querencia, como diría un flamenco, por el arte jondo, el de la tradición y el que se mueve entre fronteras y trae o lleva esta música a otras músicas, que no hace más que remarcar Miradas Flamenkas en el ya imprescindible Centro Cultural Pilar Miró, una apuesta de la Comunidad de Madrid para que sea el núcleo musical del distrito de Vallecas y uno de los ejes más importantes del flamenco en el ámbito madrileño.

Miradas Flamenkas confiere a Madrid, junto a otros acontecimientos anuales como Suma Flamenca, una condición innegable, la del situarse en el centro del flamenco en España. La ciudad atrae e irradia, como prueba la programación del festival que hace recuento histórico con Guadalquivir, el grupo de rock andaluz de los setenta, y Manuel Malou, el fervoroso rumbero con mil historias viajadas, o deja en suerte la tradición y su encaje actual en los madrileños Paco del Pozo y Aurora Losada, o despliega la inclinación vanguardista del bailaor barcelonés Jesús Carmona, el minimalismo del cordobés Lin Cortés, la alegría entre lo cubano y lo flamenco de la sevillana Esperanza Fernández o la confluencia de estilos y poemas de Malucos Danza.

Y ese fuego del flamenco que fascina y exalta, que se apega a sí mismo o se interna en lo desconocido, la Comunidad de Madrid lo aviva con su apoyo a este festival y a otras múltiples manifestaciones, las que corresponden, a la vez, a un arte nacional y esencial.

Marta Rivera de la Cruz, Consejera de Cultura, Turismo y Deporte

 

 

 

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email