Opinion

Leo Bassi. Payaso

3 Mayo, 2013

La sinceridad del flamenco es una expresividad con un individualismo
y una identidad sin apariencias. Intenta huir de éstas para expresar emociones sinceras. Es un valor que no tiene precio en el mundo de hoy, ya que hoy día la gente se esconde detrás de la imagen hipócrita. El flamenco es opuesto a la hipocresía.

Son valores que intento mantener en mi propia vida, y por eso me considero un payaso, porque no me importa lo que opinen los demás. Estimo mucho este cariño por el mundo del flamenco. Algo que no es fácil de mantener en esta época. Espero que este arte siga con esa fuerza y siga renovándose cada generación, así expresando esta sinceridad de otra manera.

Es muy divertido porque hay sintonía con mi mundo, aunque no tenga nada de flamenco; pero soy de Circo (mi familia lleva 6 generaciones), hemos sido payasos viajando de un lado para otro, manteniendo la fe en las formas que uno conoce. Conozco personalmente a los Ketama, y siempre me gustaron Camarón y los hermanos de Pata Negra, discos que aún hoy sigo escuchando porque me traen muy buenos recuerdos de muchas experiencias.

Comentarios (0)

Publicar comentario

Name
Email